Scroll Top

Bicarbonato de sodio: neutraliza la acidosis muscular

El bicarbonato de sodio es una suplementación que contribuye despejar los protones de H del músculo al torrente sanguíneo y reducir la acidosis muscular.

Quizás te haya sorprendido leer que el bicarbonato de sodio es un suplemento que mejora el rendimiento. Más que nada porque es más conocido por sus fines culinarios, o cuando la acidez estomacal nos acompaña.

Sin embargo, es uno de los suplementos que tienen una evidencia científica contrastada y que para aquellos ciclistas que compiten, puede ser de gran utilidad.

Particularmente en el ciclismo de competición, se dan circunstancias en carrera como demarrajes, inicio de una escapada, repechos a tope, en donde se sobrepasa el umbral anaeróbico, o MLSS (Máximo estado estable de lactato).

A esa intensidad la energía procede del sistema glucolítico, en donde la degradación incompleta de la glucosa por falta de oxígeno da lugar a gran cantidad de ácido láctico.

En el proceso de conversión de ácido láctico a lactato tiene lugar una acumulación exponencial de metabolitos en el músculo, entre los que se incluyen los H+ (iones de hidrógeno). Esto ocasiona una acidificación de la sangre y un descenso del pH sanguíneo y muscular

El bicarbonato sódico es una suplementación que contribuye despejar los protones de H+ del músculo al torrente sanguíneo. Así se reduce la acidosis muscular y permite que el metabolismo glucolítico funcione correctamente.

Cuando la acidosis es muy elevada se inhibe una enzima como es la fosfofructoquinasa, y el proceso de la glucólisis no tiene lugar (el glucógeno no puede transformarse en glucosa).

En esfuerzos menores de treinta segundos, como sería un sprint, el músculo no refleja una alteración del pH.

El bicarbonato sódico es un potente tamponador a nivel extracelular, por lo que tiene una alta sinergia con la beta alanina. La combinación de ambas suplementaciones potencia la capacidad de buffer o tampón sobre el lactato.

¿CÓMO SE TOMA EL BICARBONATO SÓDICO?

La dosis es de 300mg de bicarbonato por kilo de peso corporal. Debe ingerirse con gran cantidad de agua (entre un litro y litro y medio) repartido en tres o cuatro tomas para evitar problemas gastrointestinales.

No todos los individuos toleran esta suplementación ya que es habitual problemas como náuseas, vómitos, diarreas, etc.

Para acostumbrar la tolerancia, es recomendable ir aumentando la cantidad de bicarbonato de forma progresiva hasta alcanzar el timing sugerido. Un profesional de la nutrición deportiva es el más aconsejado para establecer e individualizar las dosis e ir probando su asimilación durante los entrenamientos

Suscríbete al canal de Youtube de Planifica tus pedaladas con Chema Arguedas 

Foto cedida: Photogomez

Entradas relacionadas

Comentarios (4)

Buenas,
Sería buena candidata el agua carbonatada “Vichy Catalan” por su alto contenido en bicarbonato (y otras sales) para la prevención acidosis?
Composición
Elementos Proporción en mg/l
Residuo seco 3052
Calcio (Ca2+) 0
Magnesio (Mg2+) 0
Sodio (Na+) 1097
Potasio (K+) 50,7
Sulfato (SO42-) 49,6
Bicarbonato (HCO3-) 2081
Cloruro (Cl-) 584
Litio (Li-) 1,3

Saludos y gracias.

Mejor agua sin gas, pero de todos modos, el bicarbonato tiene que ser individual y es complicado ajustar las cantidades. Si fuese recomendable sería algo muy extendido y sin embargo, no lo es. saludos

Isidoro Rodríguez Hernández

Buenas tardes.
Tendria problemas reales por su consumo?

Se deben realizara tomas de prueba en los entrenamiento y con dosis progresivas. saludos

Dejar un comentario