logo
Entrenador, preparador físico y experto en nutrición deportiva. Autor de varios Best Sellers con cientos de miles de ediciones vendidas en múltiples países e idiomas.
info@chemaarguedas.com

Twitter

It seems that you haven't connected with your Twitter account

Síguenos

CÓMO SUPERAR LAS PRIMERA SALIDAS CON POTENCIA

CÓMO SUPERAR LAS PRIMERA SALIDAS CON POTENCIA

Las primeras salidas con el potenciómetro suelen ser para no olvidar. De entrada, no sabes qué datos de potencia debes llevar a la vista en la pantalla del ciclocomputador y luego, cuando comiences a dar pedales y veas el ritmo que llevan los vatios, esta es la cara que vas a llevar el resto de la salida.

Si aprietas te pasas, si aflojas te quedas corto y son esos momentos cuando comienzas a pensar que quizás te hayas equivocado y que esto de la potencia no es para ti. Con lo bien que ibas con el pulso que apenas se movía.
Pues mira por donde, ahí está la ventaja de la potencia con respecto al pulso. Y es que la potencia es instantánea y el pulso va con mucho retraso, viéndose afectado por varios agentes externos e internos.

Qué datos debes llevar a la vista en el ciclocomputador

En la primera pantalla del ciclocomputador, datos relacionados con la potencia, que sean imprescindibles, únicamente es la potencia y cadencia. Te aconsejo que la potencia que debes controlar, es la que ofrece la media de 3 segundos. El resto de los datos de potencia, puedes llevarlos en una segunda pantalla.
Alguno de ellos puede ser anecdótico y sin aplicación práctica. Sin embargo, otros pueden ser de ayuda en algunos entrenamientos, como los kilojulios (para trabajar y testar la resistencia a la fatiga). O la intensidad funcional (IF) en el caso que hicieses una crono.

Esta es la gráfica de un novato en potencia

 

Como veréis, mucha dificultad para mantener una constancia en la salida de potencia. Y abajo, la gráfica de alguien con años de experiencia

No es broma, debes tener cuidado no quedarte hipnotizado viendo la pantalla para controlar los vatios. Puedes “comerte” algo en el arcén.

¿Me olvido de las pulsaciones?

La frecuencia cardiaca es una referencia que pasa a segundo plano. Pero ello no quiere decir que la despreciemos del todo. No deja de ser una chivata de lo que puede estar sucediendo en tu interior:

  • Si estás incubando una infección, te darás cuenta que llevas el pulso más alto para una misma potencia en otros entrenamientos. Suele ser bastante escandalosa esta diferencia.
  • Si acabas de comer y sales a entrenar, puedes llevar el pulso más alto. No es cuestión de preocuparse, salvo que tengas que entrenar intensivo y quizás tengas dificultad para mover vatios en condiciones.
  • Si la deriva cardiaca está dentro de unos límites. Al inicio del entrenamiento, una vez hayas calentado, cuando comiences a entrar en Z2, observarás que el pulso, sigue a su bola y está en zona de recuperación. No le darás importancia y tampoco la tiene. Este desacople cardiaco es negativo.
  • Si este último desacople o deriva cardiaca no te preocupa, ya verás qué poca gracia te hace cuando estés terminando el entrenamiento y veas que sigues en Z2 y las pulsaciones comienzan a subir acercándose a la zona de intensidad aeróbica. Este desacople cardiaco es positivo. ¿Bajas la potencia para bajar el pulso? ¿Te olvidas del pulso? Salvo que el pulso sobrepase descaradamente su límite en Z2 y salte a Z3, sigue en Z2 de potencia.
  • Si el desacople positivo es excesivo y demasiado pronto, quizás tengas que revisar si el FTP que calculaste lo hiciste adecuadamente. Si por un casual, has tomado como FTP el realizado en una prueba de laboratorio, dicho FTP estará sobreestimado y por bastante, en función del protocolo de la prueba. En ese caso la deriva cardiaca será importante.

 

¿QUIERES FORMAR PARTE DEL CLUB PLANIFICA?
http://bit.ly/3aB2Epg

 

Comparativas entre las distintas zonas de potencia y la frecuencia cardiaca

Ahora vamos a ver los ejemplos más claros en donde queda reflejada el distinto comportamiento entre una referencia y otra.

Recuperaciones en Z1

¿Cuándo comienzo a contar la recuperación? ¿Nada más acabar la serie o cuando alcanzo las pulsaciones de recuperación? Con la potencia desaparece la duda porque la zona de vatios en donde vas a recuperar la alcanzas en décimas de segundo, lo que te cuesta dejar de imprimir fuerza sobre los pedales.

Cuando recuperas al día siguiente de una competición o un entrenamiento con mucha intensidad, la frecuencia cardiaca estará influenciada por el sistema vegetativo parasimpático.
Lo que se traduce que para el mismo esfuerzo que en otras ocasiones, la frecuencia cardiaca será más baja y en ocasiones con una gran diferencia. La potencia te garantiza una recuperación adecuada ya que con no sobrepasar la zona de recuperación la tienes asegurada.
Con la frecuencia cardiaca corrías el riesgo de no recuperar adecuadamente porque al intentar subir unas pulsaciones que están limitadas por la fatiga interna, podías forzar más de la cuenta y estar moviendo una potencia más propia de un entrenamiento de resistencia y no de recuperación.

Trabajos intensivos (Z3, Z4, Z5 y Z6)

En el trabajo de calidad es donde más se ve reflejada la excelencia de los vatios. Muy en particular en aquellos ciclistas que ya poseen una más que aceptable adaptación cardiovascular.
Más de uno se habrá acordado de mi prima cuando le he programado una serie de repeticiones por encima del umbral anaeróbico en llano. Alguien que, por ejemplo, debe alcanzar las 170 pulsaciones y luego mantenerlas un par de minutos.

En el caso de la potencia, alcanzar unos determinados vatios, es cuestión de décimas de segundos. Otra cuestión es mantenerlos.
De hecho, uno de los principales problemas a la hora de realizar intervalos intensivos con potencia, es que en los primeros segundos e incluso minutos, si el intervalo es prolongado, te vienes arriba y el final se puede hacer eterno.

 

Sin comentarios

Respuesta

Descarga gartis

Descarga gratis mis 10 claves sobre nutrición y entrenamiento

Rellena el formulario de suscripción a mi newsletter y te envío mi último libro a tu correo