logo
Entrenador, preparador físico y experto en nutrición deportiva. Autor de varios Best Sellers con cientos de miles de ediciones vendidas en múltiples países e idiomas.
info@chemaarguedas.com

Twitter

It seems that you haven't connected with your Twitter account

Síguenos

5 TIPOS DE RODILLOS PARA ENTRENAR

5 TIPOS DE RODILLOS PARA ENTRENAR

Comprar un rodillo puede parecer algo de lo más sencillo y sin embargo a más de uno le trae de cabeza. Hay ciclistas a los que puede suponerles un desembolso importante dentro de su economía, por lo que buscan un rodillo en donde su relación calidad/precio resulte interesante, otros buscan una alternativa al rodillo convencional porque se les encoge el alma sólo con pensar que tienen que amarrar su preciada bicicleta en los anclajes del rodillo y creen que se la van a cargar, otros se aburren soberanamente y buscan un rodillo interactivo que pueda resultar más entretenido y aquellos que tienen una adaptación cardiovascular consolidada buscan rodillos que ofrezcan la posibilidad de utilizar potencia. Y así podría seguir analizando porque cada ciclista es un mundo.

Sin extenderme en exceso voy a ofrecerte mi punto de vista sobre lo que debería primar a la hora de adquirir un rodillo ya que a lo largo de veinte años he sido usuario de multitud de ellos. De rulos, con regulador de resistencia, sin regulador, ruidosos, silenciosos, virtuales, con potencia y sin potencia.

¿DETALLES A TENER EN CUENTA A LA HORA DE COMPRAR UN RODILLO?

A la hora de escoger un rodillo deberías tener en cuenta:

El uso que le vas a dar: Si eres de los que por diversos motivos vas a tener que entrenar de lunes a viernes a base de rodillo porque no tienes oportunidad de salir a rodar al aire libre, debes intentar comprar algo de calidad para que no te lo cargues en cuatro días.

No es lo mismo que aquel ciclista que se lo compra por si le da por llover algún día y no quiere perderse ni un día de entrenamiento. Por lo tanto, en caso de que vayas a utilizarlo casi a diario, si puedes, haría dentro de lo posible una mayor inversión.

Y si es silencioso, lleva potencia y además es virtual, ya ni te cuento. Y no olvides, que muchas veces lo barato termina saliendo caro.

Que disponga de un regulador de resistencia: Es fundamental para poder realizar determinados entrenamientos de calidad y en particular aquellos que debes trabajar la fuerza.
O simplemente poder aplicar un poquito de resistencia, pudiendo llevar una cadencia elevada sin sobrecargar muscularmente y así subir el pulso en determinados momentos.

Tu adaptación cardiovascular: Al pedalear en el rodillo no existe ninguna resistencia que facilite la elevación del pulso. Ni rozamiento por el aire que generas o mejor dicho que no generas al pedalear en estático, ni un terreno rugoso como el asfalto o tierra.

Por lo que si tienes una buena adaptación cardiovascular, te va a costar un mundo subir las pulsaciones y vas a pensar que no estás entrenando. Vas a dar pedaladas como un loco y seguramente estarás desarrollando una potencia que sí entrena.

No olvides que la potencia es aplicación de fuerza y cadencia. Por lo que si te incluyes en este perfil de ciclista, es muy recomendable adquirir un rodillo que mida potencia.

Si esta potencia es real (Cardgirus, Cycleops, Wahoo Kickr, etc., etc.) genial y si ofrece potencia estimada, por lo menos puede darte una orientación mucho más real que el pulso.

Si dicha potencia estimada siempre es la misma vas a poder sacarle partido. En tu situación mejor que con pulsaciones.

Es mi caso, cuando comencé a practicar bicicleta y me subía al rodillo, no tenía ningún problema para alcanzar las pulsaciones que se requerían en cada trabajo.

Sin embargo con el paso de los años y tras haber realizado entrenamientos en condiciones, mi adaptación cardiovascular se ha ido consolidando y he tenido que buscar una herramienta que me permita cuantificar el entrenamiento en base a la potencia.

Estos tres puntos, bajo mi parecer, serían los más importantes a la hora de adquirir un rodillo. Aunque luego hay otros “pequeños” detalles, como el ruido, que puede traerte problemas con algún vecino o con la familia. Hay muchos ciclistas que entrenan en rodillo antes de irse a trabajar, por lo que puedes tener algún problemilla.

Después de estas pequeñas indicaciones, vamos a ver los distintos sistemas de rodillos con algunos de sus pros y sus contras:

ROLLERS O RODILLOS DE RULOS

Están compuestos por tres cilindros sobre los que te subes con la bicicleta sin fijar o anclar a ningún punto. Son unos excelentes rodillos para adquirir técnica y equilibrio. Hasta no hace mucho, la gran mayoría de ellos no ofrecían la posibilidad de regular la resistencia y por lo expuesto anteriormente se encuentran limitados a la hora de realizar determinados entrenamientos de fuerza.

Aunque ya está saliendo al mercado, algún modelo que permite regular su resistencia. La pega es que su precio es bastante elevado. Estos rodillos suelen ser silenciosos.
En su día me regalaron unos rodillos de este tipo. Entretenidos y tienes que mantener una mayor concentración para no salirte. Hasta que me cargué los cojinetes de algún cilindro y además del ruido que provocaban, iba a tirones y tuve que jubilarlos.

Si tienes este sistema y sientes como que vas pillando un bache continuo, revisa los cilindros porque quizás tengas que cambiar alguno.

RODILLOS DE FLUIDOS

Estos rodillos no disponen de regulador de resistencia pero disponen de un depósito de aceite que en función de la intensidad del entrenamiento y la utilización de un desarrollo u otro de la bicicleta, va ofreciendo más o menos resistencia al pedaleo. Son bastante silenciosos y no son excesivamente costosos.

Una variedad de estos rodillos son de transmisión directa por lo que se quita la rueda trasera de la bicicleta y se acopla la cadena directamente al rodillo. Son muy silenciosos y la sensación es lo más parecido a rodar en carretera.

RODILLOS MAGNÉTICOS

Si quieres llevarte mal con los vecinos es el rodillo más indicado. Puedes imaginarte por qué. Estos rodillos suelen ser plegables y disponen de regulador de resistencia. La resistencia se consigue gracias a un rodillo con imanes y un ventilador. Son los más económicos.

Tienes que plegarlos con sumo cuidado y sobre todo si tienen sirga que transmite la resistencia al rodillo. De lo contrario es fácil que se vaya estirando la sirga o pelando el macarrón que cubre la misma. Con este sistema tienes que acoplar un mando al manillar para poder ir regulando la resistencia. Otros rodillos magnéticos tienen la resistencia integrada dentro de la misma estructura del rodillo.

RODILLOS VIRTUALES

Son rodillos especialmente entretenidos y donde es más fácil soportar lo tediosa que es una sesión de entrenamiento bajo techo. Son rodillos que pueden tener la opción de ser interactivos y simuladores de ciclismo. Puedes estar subiendo el Tourmalet o el Portalet desde tu casa. Además, determinadas plataformas ofrecen la posibilidad de iteractuar y existe una red de ciclistas de todo el mundo donde inclusive se puede llegar a competir o en el que puedes crear rutas en tiempo real, recreando rutas de carretera en 3D.

De cara al entrenamiento ofrece la posibilidad de utilizar potencia estimada pero siempre constante. Es decir, que cuando te subes al rodillo el martes vas a dar una potencia para un determinado esfuerzo y al día siguiente para el mismo esfuerzo vas a tener la misma. Esto te ofrece la posibilidad de poder utilizar la potencia durante la semana y el fin de semana el pulso, si no dispones de un medidor de potencia en tu bicicleta.

RODILLOS DE TRANSMISION DIRECTA

Ideal porque no vas a desgastar cubiertas y no vas a pinchar. Quitas la rueda trasera de tu bicicleta y la montas sobre un cassette que lleva el mismo rodillo.

La sensación de rodar es muy real, una pedalada muy fluida y suelen ser bastante silenciosos. La gran mayoría ofrecen la posibilidad de utilizar vatios al sincronizar el ciclocomputador con el rodillo.

 

Suscríbete al canal de Youtube de Planifica tus pedaladas con Chema Arguedas  

Comentarios: 2

  • Valeriano Martínez
    3 marzo, 2020 3:04 pm

    Buenos días Chema,
    el pasado febrero adquirí un ejemplar del ” PLANIFICA TUS PEDALADAS” , animado por los buenos resultados que han ofrecido a varios de la grupeta de los fines de semana.
    Tras completar el 1ºer mesociclo , me surge la duda siguiente,
    He planificado la preparación al 80% en rodillo , pues solo puedo salir los domingos.
    En la segunda semana del mesociclo y otras más , hay entrenos de 3 y 3,30 horas . ¿es el mismo tiempo si es para rodillo?. Hasta ahora no he pasado de dos horas rodillo , por pensar que equivale a como mínimo a 3 horas de carretera.
    Por favor, dame tu opinión, teniendo en cuenta mi limitación de no poder rodar en carretera.
    Saludos y enhorabuena por los éxitos editoriales y profesionales.

Post a Reply to Chema Cancel Reply

Descarga gartis

Descarga gratis mis 10 claves sobre nutrición y entrenamiento

Rellena el formulario de suscripción a mi newsletter y te envío mi último libro a tu correo