logo
Entrenador, preparador físico y experto en nutrición deportiva. Autor de varios Best Sellers con cientos de miles de ediciones vendidas en múltiples países e idiomas.
info@chemaarguedas.com

Twitter

It seems that you haven't connected with your Twitter account

Síguenos

5 SITUACIONES PARA RECUPERAR CON LA PRESOTERAPIA

5 SITUACIONES PARA RECUPERAR CON LA PRESOTERAPIA

“Hoy no me iban las patas”. Muy malas sensaciones, espeso y con pesadez de piernas. Y eso que el último entrenamiento exigente fue hace un par de días. Creo que aún no estoy recuperado.

Este mensaje no suele ser algo anecdótico ya que son demasiados ciclistas, especialmente ciclistas recreativos, en donde se incluyen aquellos que compiten, los que en alguna ocasión perciben esa sensación de pesadez muscular que les impide entrenar adecuadamente.

Hay sesiones de entrenamiento en donde sí pueden estar justificadas las molestias musculares tras haber efectuado un entrenamiento exigente o competición, ya que hay multitud de factores (sueño, edad, sexo, actividad laboral, nutrición, etc.) que inciden directamente en la recuperación y que no siempre tenemos manipulación sobre ellos.

En la vida cotidiana pueden darse circunstancias y situaciones, que a pesar de poner en práctica unas pautas nutricionales adecuadas e incluso de descanso, quizás, no sean suficientes para que la recuperación muscularmente se lleve a cabo en las mejores condiciones.

Es donde la aplicación de la presoterapia puede aportar un plus a la hora de acelerar la recuperación.

La percepción y sensación de pesadez muscular suele estar originada por un mal retorno venoso que impide que el flujo sanguíneo piernas-corazón sea el adecuado.

Este mal retorno venoso es el causante de que tras un entrenamiento intenso, o una competición, el músculo acumule sustancias tóxicas y parte del lactato generado.

Además de que en ocasiones pueda generarse un edema a nivel muscular. Es por lo que si actuamos sobre el retorno venoso, vamos a favorecer el reciclaje y absorción de aquellas sustancias que pueden estar impidiendo o retrasando en exceso la recuperación.

No hace falta haber tenido una competición o no haber podido poner en práctica unas pautas de recuperación para que las piernas sufran de esta mala circulación, ya que, determinadas circunstancias ajenas al ámbito deportivo pueden originarlas o acentuarlas:

  • Permanecer muchas horas de pie: Aquí dependerá mucho de la actividad laboral de cada uno.
  • Permanecer un exceso de tiempo sentado: La actividad favorece que se active la circulación.
  • Causas hormonales: la sensación de pesadez de piernas o edemas pueden estar asociados al ciclo menstrual, así cómo al llegar la menopausia.
  • Viajes: Desplazamientos en donde se debe permanecer varias horas sentado y en ocasiones en una situación no muy cómoda. Esta circunstancia puede darse en el viaje a una competición.
  • Varices: La presoterapia suele ser una ayuda en su tratamiento, al igual que de cara a prevenirlas, ya que, se favorece la circulación sanguínea de retorno. De todos modos, en este caso siempre debería ser bajo la supervisión médica.

Salvando las distancias, por la percepción y técnica de la presoterapia, sería lo más parecido a tener un masajista al llegar a casa. Compresión a una intensidad seleccionada según las necesidades del individuo que favorece el retorno venoso y sobre todo sin molestias al aplicarse.

Situaciones ideales para el uso de la presoterapia

Nadie impide que puedas hacer uso de ella en un día de descanso o de recuperación, pero nos encontramos con situaciones en donde será especialmente de gran ayuda. En las distintas situaciones, dejo recomendación de programa a utilizar, presión y duración de la sesión.

  • Pruebas por etapas: Qué te voy a contar en este caso…en ello te van las sensaciones y rendimiento del día siguiente. Programa 4, presión 90-120 mmg, 1h
  • Entrenamientos intensivos: En particular si tenemos enlazados dos días de calidad. Programa 4, presión 90 mmg, 45′
  • Día previo a una competición o marcha cicloturista: En aquellos ciclistas que compiten no suele ser muy habitual pasar varias horas de pie el día previo a la prueba, pero a nivel cicloturista, no es descabellado pensar que pueden pasar varias horas paseando si hay alguna feria relacionada con la prueba, o haciendo turismo por la zona. Programa 3, presión 60 mmg, 30′
  • Tras varias horas de viaje: como ya he comentado, permanecer varias horas sentado y en ocasiones no muy cómodamente, va a repercutir negativamente a nivel muscular. Programa 3, presión 60 mmg, 30-45′
  • Falta de enfriamiento: Sobre todo cuando salimos en grupo, llegamos a “toque de tambor” hasta la misma entrada del casco urbano. No realizamos los 15-20’ de enfriamiento para favorecer el reciclado de lactato que permanece a nivel muscular y otras toxinas. Programa 4, presión 90 mmg, 45′

Estos casos son ejemplos claros de cuando nos vendrá bien el uso de la presoterapia, aunque a nivel individual cada uno deberá incluirla según sus percepciones y en particular, si tras los entrenamientos eres alguien que debe permanecer muchas horas de pie o caminando.

 

 

 

Sin comentarios

Respuesta

Rellena el formulario de suscripción a mi newsletter y te envío mi último libro a tu correo