logo
Entrenador, preparador físico y experto en nutrición deportiva. Autor de varios Best Sellers con cientos de miles de ediciones vendidas en múltiples países e idiomas.
info@chemaarguedas.com

Twitter

It seems that you haven't connected with your Twitter account

Síguenos

¿CÓMO JUSTIFICAR EL APORTE DE SUPLEMENTACIÓN DEPORTIVA?

¿CÓMO JUSTIFICAR EL APORTE DE SUPLEMENTACIÓN DEPORTIVA?

Cuando hablamos de suplementación deportiva, tenemos que diferenciar a qué tipo de suplementos nos estamos refiriendo. Ya que nos vamos a encontrar con una gran variedad de suplementos, los cuáles, tienen distintos objetivos.

  • En un primer grupo tenemos aquellos suplementos que tienen como finalidad aportar nutrientes cuando no sea práctico utilizar comida habitual. Aquí es donde nos encontraríamos con el aislado de proteína, geles, barritas, electrolitos, bebidas deportivas, etc.
  • En segundo lugar, tendríamos aquellos suplementos destinados a prevenir o tratar carencias, particularmente vitaminas y minerales. En estos casos debería ser bajo la supervisión de un médico y si está especializado en medicina del deporte, mejor, o un nutricionista deportivo. En este grupo entrenarían los multivitamínicos, suplementos de hierro, vitaminas, minerales, etc.
  • En tercer lugar, tendríamos aquellos suplementos que tienen como objetivo mejorar el rendimiento deportivo. Estos son los que más interés suelen despertar en muchos ciclistas recreativos.

Uno de los principales problemas con el que nos encontramos, es con un exceso de información, en muchos casos distorsionada por intereses, lo que ocasiona que el profano en la materia se siga quedando con lo que más le interesa. Como se suele decir, el ciego sólo ve lo que quiere ver. Porque si realmente nos centramos en aquellos suplementos que disponen de evidencia científica, como se suele decir, “son habas contadas”.

El trato que se le da en los distintos puntos de venta tampoco es el adecuado.

De la misma forma que cuando vas a comprarte unos pantalones, el dependiente no tiene porque haber estudiado diseño y moda, cuando entras en un comercio y te interesas por un producto, un gel, una barrita, unos electrolitos, etc., etc., el dependiente o el propietario, no tiene porque ser nutricionista deportivo. Si tienes la suerte que te encuentras con alguien que controla, pues eso que te llevas.

Pero raramente puedes recibir una información veraz y adecuada.  
Al igual que en muchas ocasiones la información sobre el modo de empleo que figura en el producto tampoco es muy clara y suele ser excesivamente escueta.

Hace unos años, estaba mirando la composición de unos geles que tenían en un expositor y se me acercó el dependiente para preguntarme si buscaba alguno en concreto. Le dije que estaba buscando un gel que llevase fructosa, que como sabrás, se metaboliza más lentamente y tiene un efecto más sostenido y prolongado, a lo que me contestó que si era diabético. Con esto te digo todo.

¿Es necesario tomar suplementos?

Partiendo de la base que ninguno de nosotros va a ganar el próximo Tour de Francia, y ateniéndonos a la división de suplementos que os he comentado al inicio del artículo, en algunos casos sí, y en otros casos no.

Respecto a los productos como geles, barritas, bebidas isotónicas y recuperadores, en definitiva, todos aquellos que contienen carbohidratos en alguna de sus formas, además de que tienen amplia evidencia, son muy cómodos y necesarios para no entrar en fatiga.

A lo que me podrías decir que no son imprescindibles porque los puedes sustituir con comida o preparados caseros, aunque te vas a encontrar con una dificultad que luego te contaré.

Luego nos encontramos con aquellos que están destinados a suplir carencias, aunque en demasiados casos se consumen sin ningún tipo de control ni prescripción médica.

Pero en este caso allá cada uno con su salud, porque si no son tomadas por causa real, pueden ocasionar algún que otro susto a nivel de salud.
Y luego nos encontramos con “la joya de la Corona” y que son aquellos que nos pueden dar “vidilla” y “chispa” en determinados casos puntuales, pero al final pueden quedar en nada, o en un efecto placebo por culpa de tomarlos:

En una dosis inadecuada

Cuando se toman fuera del tiempo indicado

No están recomendados para la especialidad o disciplina en la que participas.

Pero si se cumplen los requisitos, pueden ser muy útiles los suplementos deportivos:

  • Conoces con exactitud las proporciones que contiene el suplemento nutricional: Es muy importante diseñar una estrategia nutricional con el fin de aprovechar al máximo el rendimiento y no entrar en fatiga. En este caso serían muy útiles todos aquellos productos que aportan carbohidratos en sus múltiples formas (geles, barritas, gominolas, bebidas isotónicas, etc.). La ventaja que se obtiene consumiendo este tipo de productos es que sabes el tipo de carbohidratos que tienen por unidad y qué cantidad de estos, algo clave. Sin embargo, al utilizar comida “más natural” y elaborada en casa (que no quiero decir que no sea apropiada), es que te será muy complicado conocer las cantidades y proporciones que son claves para el avituallamiento adecuado. Algo que, por ejemplo, ocurre con la hidratación. Los suplementos comerciales diseñados al efecto combinan distintos tipos de carbohidratos que, además de aportar las proporciones adecuadas, se asimilan a nivel intestinal mucho más rápido.
  • Aceleras los procesos de recuperación: Cuando terminas de entrenar o competir, es fundamental aprovechar la ventana anabólica que tiene lugar en las primeras dos horas, y muy favorable en los primeros treinta minutos. Concretamente, esta ventana es primordial para la recarga de los depósitos de glucógeno muscular, no tanto en el caso de la proteína. Aunque si puede tener una sinergia interesante.
    En esos momentos, aún debe redistribuirse el riego sanguíneo a todo el sistema digestivo, existen gran cantidad de desechos que tienen que reciclarse y filtrarse, por lo que lo es más rápido y eficaz, aportar suplementos en forma liquida que se asimilan mucho antes y contienen concentrados los nutrientes necesarios, tanto en proteína como en hidratos de carbono. Para conseguir lo mismo con una comida sólida, nos encontraríamos que se debería aportar una cantidad excesiva y que para cuando se asimilase, posiblemente sería demasiado tarde para optimizar su efecto.
  • Aporte en la dieta diaria: En estos casos pueden ser muy indicados para completar el balance de determinados macronutrientes. En ocasiones no se dispone de tiempo, disponibilidad de alimentos o puede ser excesivo el volumen de comida para extraer el aporte nutricional necesario.
    Un batido de proteína de calidad, por ejemplo, además de disponer de una gran biodisponibilidad biológica, te puede solucionar el aporte de proteína en alguna de las comidas.
  • Tratar carencias: Este sería un caso en el que se hace indispensable la suplementación, pero siempre asesorado por un profesional de la salud. La suplementación puede ser un aporte extra en la nutrición diaria, pudiendo solventar la carencia de algún macronutriente y micronutriente, pero nunca debe ser entendida como una sustitución de una dieta equilibrada.
  • Aumento en el rendimiento: Disponemos de determinados suplementos con los que se obtiene una mejora del rendimiento (resistencia, potencia, percepción del esfuerzo, etc.,). Los mecanismos y vías por las cuáles se consigue esta mejora, son distintos para cada uno de ellos. Es cuestión de buscar el suplemento apropiado y dosis para cada ciclista, y principalmente, la especialidad que practica, ya que unos están indicados para potenciar un metabolismo aeróbico, y otros un metabolismo anaeróbico. Al igual que alguno de ellos puede potenciar ambos metabolismos.

No te pienses que son tantos los suplementos que disponen de un respaldo científico, pero los que sí lo tienen, bien utilizados, pueden suponer una gran ayuda en muchos sentidos. En la web dispones de todos los suplementos que actualmente cuentan una mayor evidencia científica y que se encuentran en el grupo A de La lista australiana de suplementación en el deporte (AIS).

Cualquier duda al respecto, no dejes de consultarme.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios: 2

  • J. Carlos
    15 septiembre, 2020 6:44 pm

    Hola, buenos días:

    Yo practico ciclo indoor y normalmente suelo llevarme una bebida isotónica de estas que venden en tiendas de nutrición deportiva y que hay que mezclar con agua, la cual voy consumiendo durante el entreno que suele ser una hora diaria. ¿Es suficiente con esta bebida para el entreno o necesitaría algún aporte más, para antes, durante o después de dicho entreno?

    Gracias y un saludo

Respuesta

Descarga gartis

Descarga gratis mis 10 claves sobre nutrición y entrenamiento

Rellena el formulario de suscripción a mi newsletter y te envío mi último libro a tu correo