logo
Entrenador, preparador físico y experto en nutrición deportiva. Autor de varios Best Sellers con cientos de miles de ediciones vendidas en múltiples países e idiomas.
info@chemaarguedas.com

Twitter

It seems that you haven't connected with your Twitter account

Síguenos

10 VENTAJAS DE ENTRENAR CON POTENCIA

10 VENTAJAS DE ENTRENAR CON POTENCIA

La potencia es una referencia real, instantánea y que no le afectan agentes externos. La frecuencia cardiaca es todo lo contrario, ya que siempre se muestra con más o menos retraso en función de múltiples factores y, además, al verse afectada por numerosos agentes externos e internos (frío, calor, deshidratación, enfermedad, adaptación cardiovascular, nivel, depósitos de glucógeno, etc., etc.), deja de ser objetiva en muchos casos.

A su vez, la potencia nos ofrece datos y más datos. Algo que es fundamental para entrenar objetivamente en cada momento, mejorar y comprobar la evolución. Y si además utilizamos análisis de datos, se pueden prescribir los entrenamientos en base a la fisiología del ciclista.

Siempre que dispongamos de datos y máxime si son reales, vamos a poder sacar el máximo rendimiento a las horas que se invierten sobre la bicicleta.

William Thomson Kelvin, físico y matemático británico (1824 – 1907):

Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre.

Hay quien cuestiona la utilización de un potenciómetro en el ámbito cicloturista y plantea qué sólo debería ser utilizado por profesionales.

Que lo utilice un profesional es obvio, pero es una barbaridad descartar al cicloturista y, es más, me atrevería a decir que el cicloturista es un perfil idóneo para entrenar con potencia porque sin disponer de análisis de datos, con determinadas pautas pueden aprovechar al máximo un entrenamiento con potencia.  

Porque donde sí es realmente imprescindible disponer de análisis de datos para optimizar al máximo la potencia y resultados, es si se compite.

Aquí tienes diez ventajas de entrenar con potencia:

  • Recuperaciones: El día que tienes que realizar un entrenamiento de recuperación, posterior a una competición o salida intensa con la grupeta, con la frecuencia cardiaca tienes una referencia teórica, como puede ser el 60%-65% de la f.c.máx, o el umbral aeróbico procedente de una prueba de esfuerzo. En esos días existe una importante fatiga y el sistema vegetativo parasimpático está intentando mantener un equilibrio interno y, por lo tanto, a la frecuencia cardiaca le cuesta sumar pulsaciones. En el esfuerzo por alcanzar ese pulso, puedes incurrir gran parte del entrenamiento de recuperación en Z2 de potencia y la recuperación no lo es tanto.
  • No te deja bajar la guardia: Cuando llevas pocos días con los vatios, te das cuenta de que no te permiten un respiro porque a nada que te relajes, lo más mínimo, la potencia cae en picado. Por decirlo de algún modo, si tienes que hacer dos horas en Z2, es un sin vivir constante porque no puedes relajarte. Por eso se suele decir que con la potencia se aprovecha el entrenamiento al máximo.
  • Zonas de entrenamiento: Más allá de la utilidad de una prueba de esfuerzo para descartar cualquier contraindicación referente a la salud, totalmente recomendable hacérsela, de cara a disponer de una referencia para extraer las zonas, la potencia te permite realizar distintos test para comprobar la evolución y en particular para calcular el FTP, referencia que te va a servir para extraer las zonas. Todos que adquieren un potenciómetro, saben que necesitan realizar un test de FTP para extraer sus zonas de potencia y entrenar. Sin embargo, con pulso hay mucha confusión y se utilizan fórmulas y no pocas veces, referencias que no son válidas: como la zona teórica de 220-edad, las máximas pulsaciones en una prueba de esfuerzo, o las zonas de karvonen o frecuencia cardiaca de reserva, que sólo son aplicables a ciclistas de muchísimo nivel y aún así, los porcentajes no se aplican bien muchas veces.
  • Adaptación cardiovascular: Conforme se adquiere adaptación cardiovascular, es muy complicado alcanzar determinadas pulsaciones. Con la potencia queda descartado este problema y ello te permite afinar al máximo el entrenamiento y evitar calentones en donde se pierden muchos vatios.
  • Test real de V02máx: Uno de los entrenamientos más necesarios es el de Vo2máx. Realizar un entrenamiento objetivo con esta métrica y frecuencia cardiaca, es prácticamente imposible. Sin embargo, con potencia tienes la oportunidad de hacer un test de cinco minutos, obtener la potencia media que mueves en ese tiempo, y trabajar con exactitud sus intervalos.
  • Test para comprobar el nivel y perfil de potencia: Aunque no dispongas de una plataforma para análisis de datos, puedes realizar un test de perfil de potencia de (15”, 1’, 5’ y 20’) y conocer qué potencia desarrollas en cada uno de dichos tiempos, y así, definir tu perfil de potencia. Y si divides los vatios por tu peso, sabrás el nivel que tienes en comparación con miles de ciclistas.
  • Recuperaciones entre intervalos: Cuando terminas un estímulo intensivo, dejas de imprimir fuerza y en menos de un segundo estás en zona de recuperación. No tienes que estar esperando a que descienda el pulso más o menos rápido. Luego ya ampliaremos el tiempo de recuperación si es necesario en función del nivel del ciclista y objetivo del entrenamiento.
  • Test para comprobar si ganas resistencia a la fatiga: En función de determinados kilojulios que hayas alcanzado al final de un entrenamiento, puedes realizar un test de más o menos duración, y comprobar los vatios medios que has alcanzado en el tiempo que hayas programado para dicho test. Semanas después puedes repetir el mismo test, con los mismos kilojulios gastados y comparar datos de mejora.
  • Referencia en la salida de una marcha cicloturista: En estos casos es una referencia ideal. En los momentos de la salida, el pulso está por las nubes debido a una gran segregación de adrenalina. En ese momento, el pulso no es una referencia para controlar la intensidad.
    Con la potencia sí vas a poder controlar el ritmo porque es real (otra cosa es que te quieras inmolar). Te pones a tu potencia de trabajo y ya sabes que el pulso va a llevar “otra película”.
  • Ideal para una estrategia de intensidad: Vas a poder realizar una estrategia en función del recorrido y particularmente en ascensiones, vas a poder regularte porque conoces tu referencia como es el FTP. En particular en la primera ascensión que te encuentres, en donde vas a llegar relativamente descansado y puedes gastar muchos vatios que luego vas a necesitar.

En definitiva, la objetividad de la potencia permite que el entrenamiento sea muy preciso. Y además, puedes hacer comparativas reales sobre tu evolución. Si quieres ampliar la información, Potencia tus pedaladas es una guía sencilla y práctica para comenzar con el entrenamiento con potencia.

 

 

Sin comentarios

Respuesta

Descarga gartis

Descarga gratis mis 10 claves sobre nutrición y entrenamiento

Rellena el formulario de suscripción a mi newsletter y te envío mi último libro a tu correo